La patria de las letras... lectura y escritura en evolución...
youtube
blog
facebook

Los Mitos del Alba

Sat, 11/24/2012 - 23:09 -- admin
Yolanda Ramírez Michel
Año: 
2012
Editorial: 
Ediciones del CECA (Consejo Estatal para la Cultura y las Artes)

Texto leído durante la presentación de Los mitos del alba en la Casa Museo López Portillo por el poeta Raúl Aceves:
“En el origen, la poesía fue mitología, fue palabra fundadora, creadora de mundos.
En el origen, la poesía dio su nombre verdadero a todos los seres, definió su esencia y su destino.
En el origen, la poesía fue canto chamánico, fórmula mágica, palabra medicinal para sanar las almas enfermas.
Por eso, Los mitos del alba nos remite a un tiempo sagrado, donde los hombres de la tribu se reunían en torno al fuego, para recordarse su origen y su destino.
Por eso, los poemas aquí reunidos recrean, con lenguaje maduro la sabiduría ancestral de los dioses y los héroes de la remota antigüedad.
Por eso, el ritual de pronunciar las palabras mágicas nos despierta recuerdos arquetípicos, símbolos largo tiempo dormidos, como bellas durmientes en sus torres encantadas, resguardadas por celosos dragones.
Con su varita mágica de hada cibernética, Yolanda Ramírez se convierte en nuestra guía de viaje por el bosque encantado, por el sendero de la escritura. Y pone a desfilar frente a nuestros ojos los fantasmas vivos de los antepasados ancestros de la raza humana, para recordarnos quiénes somos y a dónde vamos. Desde su óptica femenina, inspirada por La Diosa Blanca, también habla del amor, como acto creador, arquetípico, como ritual sagrado que todas las generaciones repiten para que la vida siga y se reproduzca, en estos poemas cargados de erotismo iniciático y de misticismo mágico.
Los héroes están hechos de palabras -nos dice- y nombrarlos es convocarlos: Leminkainen, Enkidú, Sita, Inana, Afrodita, Abisag, Perséfone, Eurídice, Ulises, Penélope, Melusina, Betsabé, Sigfido, Gilgamésh…
Los mitos del alba se convierten en “mitos del habla”, donde Yolanda elabora su mitología personal con la materia prima de su lenguaje, inspirada en la mitología colectiva, como una invitación a que nosotros también nos apropiemos de este tesoro que a todos nos pertenece.
El dragón es el guardián del tesoro, pero también es el que nos inicia en los misterios, sólo hay que tener el valor de recibir su llamarada de fuego ardiente.”

Raúl Aceves