La patria de las letras... lectura y escritura en evolución...
youtube
blog
facebook

Las hadas, la mitología

Tue, 12/29/2015 - 12:21 -- yolanda
Porque son más que cuentos de hadas... son cuentos de destinos.
Lugar: 
Trithëmius sede Colonia Seattle, Guadalajara, Jalisco
Fecha: 
Inscripciones abiertas
Horario: 
Martes 5:00 p.m
Inscripción: 
$2,000 todo el taller: 12 sesiones (3 meses)

El cuento de hadas como recurso para sanar, y las hadas como poéticas metáforas de lo intangible
Freud afirmó que el hombre sólo logra extraer sentido a su existencia luchando valientemente contra lo que parecen abrumadoras fuerzas superiores. El cuento de hadas, en su versión original, contiene elementos simbólicos que ayudan a resolver profundos conflictos interiores. Durante la infancia, edad de incertidumbres profundas, donde apenas se construye nuestra relación con el mundo, el cuento de hadas es un asidero para la cordura.
.
Las situaciones y los protagonistas de dichos cuentos no se relacionan directamente con la realidad, sino que establecen vínculos con su subconsciente, ayudando al ser humano a superar conflictos ocasionados por sentimientos de angustia, represión o miedo. Si recordamos lo que Freud explica sobre las pulsiones que alojamos en nuestro inconsciente, entenderíamos que el el hombre, pero sobre todo el niño vive esta incongruente situación entre lo que siente como correcto y lo que en realidad desea (me refiero al conflicto edípico). Es gracias a los cuentos, que el niño puede escapar a un país lejano y resolver una serie de pruebas de las que saldrá victorioso.
Uno de los ataques generales que se han suscitado contra los cuentos de hadas es que hacen creer al niño en seres inexistentes, sin embrago el niño sabe bien que estas cosas no podrá encontrarlas a la vuelta de la esquina, ni al ir de compras con su madre, pertenecen al recóndito planeta de la fantasía, y, desde lo más profundo de su mente, reconoce los mensajes de estos cuentos cuya característica primordial es la de tener un final feliz. Los ogros, las brujas y los villanos son representaciones simbólicas de oscuras sensaciones que el niño padece y no comprende; el vencerlos mediante una serie de pruebas se siente reconfortado, pues obtiene un mensaje de esperanza, necesario en su desarrollo hacia una comprensión superior de la realidad.